5 sept. 2012

EL CONCEPTO DE CIUDAD

EL CONCEPTO DE CIUDAD





Una ciudad, del latín Civitas, atis, para Gideon Sjoberg es una comunidad de considerable magnitud y elevada densidad de población, que alberga en su seno una gran cantidad de individuos especializados en tareas no agrícolas, incluyendo entre ellos, una elite culta.
Sin embargo resulta interesante desentrañar que factores motivaron la aparición de las ciudades hará ya unos 5,500 años.

Según Lewis Mumford, una ciudad solo aparece cuado hay:

“Producción de un excedente almacenable de alimentos”
“Alguna forma de estructura que permite que sus habitantes administren, contabilicen, se desarrollen matemáticamente y puedan acercarse al universo mediante la astronomía” “Organización social y. por ende, la aparición de la división del trabajo y de la especialización por eso hay artesanos, sirvientes, soldados, funcionarios; y Tecnología para el transporte de materiales en bruto”

LA CIUDAD HOY

El crecimiento explosivo de las ciudades en los últimos tiempos. Si algo caracteriza nuestro siglo es la aceleración. Hay aceleración en el crecimiento de la población humana, en las tasas de consumo de materiales (como el agua, la madera, los combustibles fósiles), en la apropiación directa o indirecta por el hombre de la producción primaria (la producción de la materia orgánica por las plantas verdes). Aceleración en la ocupación del espacio, en las distancias de desplazamientos de las personas por año, en la capacidad de intercambiar información, prácticamente en todo. Uno de los fenómenos socialmente mas trascendentes en la aceleración del crecimiento de la población urbana en todo el mundo, como se deduce de los datos siguientes: el aumento medio anual de la población ha sido de 26.7 millones de la década de cincuenta, 34 millones en la de los sesenta, 39.7 en la de los setenta, 52.6 en la de los ochenta y 57.6 en la de los noventa, vemos que el aumento anual medio ahora ya es casi el doble con respecto hace 50 años, como resultado la gente cada vez vive en mayor proporción en ciudades, y cada vez menos en medios rurales, no solo eso, sino que la gente vive en ciudades cada vez mayores.

Según el informe de Worldwatch Institute del 2000, entre 1996 y 1999 no menos de 200 millones de personas más, se añadieron a la población urbana del mundo, alcanzándose un total de 2,800 millones, que es el cuádruple de la población urbana del mundo en 1950, (multiplicarse por 4 en tan solo 50 años, dos generaciones, es un fenómeno realmente explosivo) y esta población urbana supone un 47% de la población mundial, cuando en 1950 era menos de un 30%. Como la población urbana aumenta mucho más de prisa que la total, dentro de 30 años (a partir del 2000), el 60• de la población mundial vivirá en aglomeraciones. La proporción es todavía mayor en las zonas desarrolladas, superando el 70% casi llega al 80% en Estados Unidos y con el 70% para Canadá, Europa Occidental y Japón, y también en America Latina: México solo tenía una población rural de 92% hace 35 años y ahora el 78% es urbana.

Solo tres de las diez ciudades más grandes del mundo se encuentran en zonas desarrolladas (Tokio, Nueva York y Los Ángeles), y alguna de ellas dejará pronto de ser de las primeras. Las restantes son del denominado tercer mundo: México ciudad con mas de 20millones de habitantes; Bombay, que crece más de prisa que cualquier otra ciudad asiática, se cree que ha crecido unos tres o cuatro millones de habitantes en los últimos diez años, Sao Paulo que tiene unos 18 millones; Shangai, Lagos, Seúl y Pekín, como también lo son otras que se acercan o sobrepasan la cifra de 10 millones de habitantes, por ejemplo Teherán, Calcuta, Karachi, Yakarta, Río de Janeiro, Buenos Aires, Lima, El Cairo, etc. Muchas de estas ciudades han crecido casi de la nada durante el presente siglo. El cairo tenía unos 5.5 millones habitantes en 1965 y ahora se acerca a los 15 millones. Yakarta se acerca a los 14 millones y crece a un ritmo vertiginoso, casi un millón por año, como también lo hace Estambul que tiene unos quince millones de habitantes.

Los cambios que se pronostican para el 2020 sitúa en primer lugar a Bombay, con más de 28 millones de habitantes y un incremento del orden del 53%, seguida de Tokio, Lagos, Dhaka (en Bangladesh), Karachi, México, Sao Paulo, Yakarta, Calcuta, y Delhi, se espera que el crecimiento de Lagos y Saca sea superior al 85%. Las primeras de estas ciudades tienes densidades superiores a 40,000 habitantes por km2.

En el Tercer Mundo, el crecimiento urbano es tan rápido que sobrepasa en mucho la capacidad para dotar a las ciudades de los suministros e infraestructuras más básicas: red de alcantarillado, agua potable, recogida de residuos, luz y combustible. Por ejemplo Nouakchott, Capital de Mauritania, que es uno de los países mas pobres del mundo, multiplico su población en un periodo de 15 años a la población urbana africana que solo era del 27% en 1980 pasara al 54% en el 2020, recordemos que en la Europa del siglo XVI Londres, Nápoles, Milán y Venecia sobrepasaban ligeramente la cifra de 200,000 habitantes, Paris no alcanzaba esa cifra, y tan solo 14 ciudades pasaban de 100,000 habitantes, mas tarde Barcelona, que en un siglo desde 1715 a 1815, multiplico su población por 35 y entre 1715 y 1915 por 113, en resumen, muchas ciudades, sobre todo del tercer mundo, crecen muy de prisa y actualmente según datos de las Naciones Unidas del año 1997 existen en el mundo 16 ciudades de mas de 10 millones de habitantes y 300 ciudades mas de un millón.

La estructura Urbana y los Modelos Urbanísticos.

Se han diferenciado tres modelos principales basados en cuestiones meramente tipológicas.

El primer modelo es el de círculos concéntricos, con un núcleo central de negocios rodeado de barrios y ciudades periféricas. En este modelo se puede ver que las periferias suburbanas son residenciales, con casas unifamiliares y de alta calidad, como pasa en algunas ciudades norteamericanas, o que comprendan zonas de crecimiento especulativo durante periodos de fuerte inmigración con poca planificación, alta densidad y baja calidad de construcción y entorno.

El segundo modelo es el de sectores, tendría una configuración mas parecía a la de un círculo dividido en forma radial. Su aparición es consecuencia del crecimiento del núcleo inicial, un pequeño mosaico de zonas residenciales, industriales, comerciales y de transporte hacia el exterior. Finalmente, el modelo de núcleos múltiples es aquel que no tiene núcleo central, sino que se desarrolla simultáneamente una constelación de poblaciones independientes que acaban integrándose en mayor o menor medida. Desde el punto de vista ecológico, el tema de densidad del tejido urbano es quizá más importante que la forma (que también lo es).

Hay un antiguo debate urbanístico: el que enfrenta la ciudad difusa y la ciudad compacta. Ahora bien desde la óptica ecológica urbana, se trata de un debate que a menudo emplea argumentos anteriores a la preocupación de la sostenibilidad entre las dos alternativas. Pero el esfuerzo hacia una mayor sostenibilidad tiene, como una de sus características básicas, la reducción del transporte horizontal y la del consumo energético, y de la contaminación, por lo tanto la ciudad deseable debería tender a cierta compacidad, sin que el exceso de densidad origine un estrés por saturación de vías de entrada y salida.

Los criterios modernos de sostenibilidad indican que paradójicamente, el racionalismo urbanístico de Le Corbusier con la segregación territorial de funciones, y la tendencia a hacer mas grandes centros comerciales periféricos con la necesidad asociada de emplear vehículos privados para la compra, constituyen soluciones ambientales irracionales. Estas ideas fueron generalmente implantadas en Estados Unidos y exportada al mundo.

Hemos visto que la ciudad compacta, como lo era la típica ciudad europea, se “descentraliza” y se dispersa, al mismo tiempo que se fragmenta más, social y funcionalmente, esto es lo que se llama una Ciudad Expandida. A medida que las ciudades se expanden tienden a fusionarse con otras vecinas, formando megalópolis inmensas. En los márgenes de las viejas aglomeraciones (ciudades de borde) se produce un gran dinamismo, pero parte del crecimiento actual en muchas ciudades se hace a lo largo de las vías de comunicación, donde se instalan almacenes grandes y pequeños comercios sin tipo de orden alguno, formando las conocidas Calles-Mercado.

Es a lo largo de las carreteras que se producen las fusiones entre los núcleos vecinos (conurbación) se entiende que haya motivo para el debate cuando se proyectan nuevas vías de comunicación que pueden estimular la expansión urbana.

Las tendencias a crecer horizontalmente o hacerlo en vertical, y a construir mas o menos densamente, depende en buena medida de la disponibilidad de espacio para construir. Los centros de negocios pueden tener una demanda de espacio construido muy superior al espacio libre disponible, y esto ha ayudado a la formación de barrios de rascacielos como Nueva York y en muchas otras ciudades. Las ciudades americanas, no obstante suelen a tener una estructura más laxa que las europeas, porque han dispuesto de más espacio y han crecido en tiempos de mayor facilidad de transporte. Por tanto tienen menores densidades de población, como contrapartida, se impone el transporte privado y disminuye la eficiencia en el uso de energía.

Las decisiones urbanísticas tienen por tanto una gran trascendencia en el comportamiento de los sistemas urbanos desde la óptica ambiental. No solamente la planificación, sino otras decisiones que condicionan los hábitos y las necesidades de desplazamiento. Hemos dicho que el racionalismo de Le Corbusier implicaba un diseño urbanístico sectorizado, contrario al ahorro de energía. La apertura de grandes centros comerciales, muy poderosos que compiten con éxito contra el pequeño comercio, sectoriza y obliga a desplazamientos motorizado para llegar a ellos. Se prioriza al auto y no al peatón. La gente abandona los núcleos urbanos (en especial los jóvenes con menor poder adquisitivo) y van a barrios o fraccionamientos, que a menudo están mal planificados y mal urbanizados, de calidad dudosa y situados en la periferia. Desde la perspectiva ecológica es una pésima solución, ya que favorece al transporte privado y el consumo de energía.

La perspectiva de desarrollo espacial europeo, desarrollada por la unión europea, durante los años noventa, proporciona las guías de acción con relación a este tema de la estructura urbana, para avanzar hacia unos sistemas urbanos más sostenibles:

1- Desarrollo de un sistema urbano poli céntrico y equilibrado de reforzamiento de la complementariedad Ciudad-Campo.
2- Promoción de los conceptos de transportes y comunicaciones integrados, en apoyo de este carácter poli céntrico del sistema urbano.
3- Preservación de los patrimonios natural y cultural, mediante el uso y la gestión adecuada.

No hay comentarios: